El segundo infarto

Muchas personas que han sufrido un infarto solo se toman en serio los consejos médicos durante un par de días por lo tanto su corazón sigue sufriendo, las personas que han padecido un infarto siguen fumando, casi el 30% sigue con exceso de peso, el 50% no se hace un control de la presión arterial y el 25% mantiene a raya los controles de riesgo, el resultado es un 40% de las enfermedades cardiovasculares con segundos infartos.

Además de tomar medicamentos se necesitara fuerza de voluntad y sacrificio para poder modificar el estilo de vida, empezando por el tabaco el cual estrecha y contribuye a que las arterias se obstruyan, pero existen otras medidas como:

Evitar que la tensión máxima se encuentre por arriba de 12 o 13, para poder controlarla hay que reducir la sal y limitar los alimentos en conserva y en salazón, como el jamón serrano, las anchoas, olivas, será necesario tomar calcio, leche y los derivados bajos en grasas y potasio, como las legumbres, acelgas, zanahorias, tomates y fresas, para prevenir la hipertensión.

El colesterol deberá estar a raya, limitar el consumo de grasas saturadas, como mantequilla, leche entera y las carnes rojas.

Vigilar la diabetes, eliminar los dulces, azúcar común, miel, como pasteles, e incrementa el consumo de verduras, pescado o pollo.

Reducir el peso, deberá ser con una dieta adecuada siempre bajo el control de tu medico.

Caminar, media hora será muy bueno, es el ejercicio ideal para combatir el sedentarismo y la obesidad o seguir una rutina prescripta por el médico.

No se deberán descuidar las visitas al médico cardiólogo ni tampoco los controles con el médico de cabecera.